Lo público y su marca en Antioquia

– Agua, telefonía y energía eran en Medellín tres empresas independientes a principios del siglo XX. Dos expertos de Memoria Empresarial dialogan sobre este inicio.
– Estas primeras compañías fueron referente para la formación de un respeto por lo público y la base de lo que luego sería Empresas Públicas.
Francisco Eladio Restrepo Mesa, ingeniero egresado de la Escuela de Minas fundada en la capital antioqueña, y conocido entre sus amigos como Pacho eléctrico, lo resumía en una frase que se convirtió en una de sus características: “Electrificación o catástrofe”.

Era un llamado a la modernidad de Antioquia, que en la segunda década del siglo XX estaba consolidando su industria, su desarrollo. Y además, era una aclamación por algo que ya estaba en la conciencia de los dirigentes del momento: la creación de empresas de agua, energía y telefonía de carácter público.

En el primer módulo de Memoria Empresarial, en el capítulo dedicado a Empresas Públicas de Medellín (EPM), el empresario Sergio Restrepo Londoño y Juan Carlos López Díez, docente de la Universidad EAFIT, hablan sobre el inicio de las empresas de servicios públicos en la capital antioqueña.

De esta forma, recorren la creación por parte de privados de las compañías de telefonía, de energía y de acueducto, y el periodo de municipalización que afrontaron estas sociedades, símbolos luego de una cultura de respeto por lo público muy presente en Antioquia.

Además, analizan cómo la indemnización recibida del gobierno de Estados Unidos por la separación de Panamá, la consolidación de la economía cafetera y el flujo de préstamos de banqueros neoyorquinos, contribuyeron al auge de la infraestructura en la década de 1920.

“El llamado ‘Concejo admirable’, que se desarrolló en Medellín, fue un proceso muy importante de participación de los líderes de la ciudad con el objetivo de darle una mejor vida a la comunidad en las primeras décadas del siglo XX”, dice Sergio Restrepo al referirse a otro de los aspectos que propiciaron la aparición de las empresas de servicios públicos.

Fue así como entre 1919 y 1920, el ingeniero Juan de la Cruz Posada Restrepo y el industrial Ramón Restrepo Medina, con el apoyo de la Municipalidad y del sector privado, lograron la fundación de las Empresas Municipales y más adelante, de las Empresas Públicas Municipales.

“Yo considero que las Empresas Públicas de Medellín no están celebrando medio siglo largo desde su fundación en 1955, sino que estamos a menos de una década de celebrar su primer centenario con esta compañía que nació en 1920”, indica Juan Carlos López.

Por último, los expertos examinan la incidencia del Banco Mundial en la creación de EPM y el liderazgo de Carlos Gutiérrez Bravo en este proceso que se realizó en la década de 1950.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go top