Grupo Orbis en la actualidad

Santiago Piedrahíta, presidente del Grupo Orbis, da cuenta en este segundo programa de los procesos de negocio de la Organización desde su fundación en 1945 hasta su consolidación como multilatina. “Orbis es propiedad de la familia Saldarriaga y sus negocios han venido creciendo en sus operaciones internacionales y en casi todas esas operaciones tenemos socios”, dice el directivo antioqueño.

En 1992, con la apertura económica, cambian las reglas de juego, con lo cual entran a cuestionar la verdadera competitividad de sus negocios y qué tan preparados estaban para asumir un contexto global. Aquí comienza la segunda etapa del entonces Grupo Mundial, con la internacionalización, que inicia hacia 1994.

Ven en Chile otro mercado; su error fue vender de la misma forma en que lo hacían en Colombia, porque los usuarios no recibían igual los productos. “En un principio no lo hicimos muy bien, porque no tomamos en cuenta los gustos y necesidades de este territorio”, muy distinto al colombiano, “y eso fue todo un proceso de internacionalización”, acota Piedrahíta.

A partir de los resultados de Chile, el resto de la organización se motiva a buscar otros mercados y en 1999 el negocio químico inicia operaciones en Ecuador. También se crea desde cero el negocio de O-tek, para la fabricación de tuberías de gran diámetro. Ya en el año 2000 compran Pinturas Ecuador, en 2002 adquieren la marca ICO, en 2008 entran a Brasil, y posteriormente a México a la industria química. La última gran adquisición en el negocio de pinturas fue en 2012 al comprar una operación relevante en América Central, que les dio entrada a Panamá, Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras.

La secuencia de hechos que nombra Santiago Piedrahíta presenta de manera breve su proceso de crecimiento y agrega que hoy en día operan en 15 países, a través de cuatro negocios principales: en pinturas con Pintuco; en químicos con Andercol; en tuberías con O-Tek; y en comercio con La Mundial, el único que opera solo en Colombia; en los demás tienen una presencia regional e internacional importante.

“Nuestro negocio es del entorno, como la infraestructura, la construcción, la remodelación, todo lo que tiene que ver con el hábitat. Ese es nuestro foco, lo que nos dio a entender para qué éramos buenos”, señala Piedrahíta.

“Nuestra organización significa 1.9 billones de pesos, y tenemos una meta centenaria: para el 2021 nuestro propósito es estar en 4 billones de pesos, donde el 25 por ciento de los ingresos provengan de nuevos negocios, nuevas geografías y nuevos modelos de negocio, porque para la competitividad y el crecimiento, hemos encontrado que la innovación es una palanca fundamental para nuestra organización”, puntualiza el directivo antioqueño.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go top