Diego Calle y su tránsito por EPM

– Entre 1976 y 1985 se realizó una transición en Empresas Públicas de Medellín que marcaría su futuro desarrollo como una gran compañía.
– Diego Calle Restrepo, fue el artífice del proceso, y su gerencia es analizada por dos de sus ejecutivos en Memoria Empresarial.

Revoluciones culturales, sociales y económicas se daban en Antioquia en la década de 1970. Y para Empresas Públicas de Medellín (EPM), tensiones con el Concejo Municipal y con las comunidades de los municipios de El Peñol y Guatapé marcaban la época.

En pocos años, los cambios de gerencias habían sido habituales. Se necesitaba de la fortaleza de un líder importante, que pudiera sacar adelante proyectos hidroeléctricos como Santa Rita, sin estancar el desarrollo que había alcanzado EPM.

Es en este contexto donde llega Diego Calle Restrepo a la empresa de servicios públicos, y como gerente general, logra proyectar a la compañía hacia los senderos que hoy transita. Así lo analizan Luis Guillermo Gómez Atehortúa y Tatyana Aristizábal Londoño en un nuevo capítulo de Memoria Empresarial.

De esta forma los dos invitados, que se desempeñaron como altos ejecutivos de la empresa de servicios públicos, recorren de la mano de Sergio Restrepo Londoño un periodo de restructuración y crecimiento para Empresas Públicas de Medellín, del que se desprendió la culminación del proyecto hidroeléctrico de El Peñol-Guatapé, y la consolidación de mejores relaciones con el Banco Mundial y la banca multilateral.

“La llegada de Diego Calle fue providencial. Empresas Públicas atravesaba un momento muy difícil, particularmente en el desarrollo del proyecto de Guatapé, con toda la problemática social que estaba generando el traslado de una población tan grande, por lo que se necesitaba un hombre con su autoridad y talante”, reseña Gómez Atehortúa, quien en la época se desempeñó como gerente técnico de Empresas Públicas de Medellín.

Y en cuanto a los procesos financieros a efectuar, las acciones de Diego Calle Restrepo lograron el descongelamiento de la ayuda internacional y el apoyo en áreas nuevas como las telecomunicaciones.

“Había una estrechez financiera cuando llega Diego Calle. El Banco Mundial tenía congelados los desembolsos y los condicionaba al descongelamiento de las tarifas en los servicios públicos. Fue un proceso largo, pero al descongelar las tarifas, el proceso fluyó de nuevo y logramos terminar el proyecto de Guatapé”, dice Tatyana Aristizábal, quien se desempeñó como gerente financiera en la gerencia de Calle Restrepo.

Este gerente general, que estuvo en su cargo en EPM entre 1976 y 1985, fue asimismo un personaje clave en el traslado de la sede de ISA para Medellín, calmando ánimos en la sociedad antioqueña que hablaban de pérdida de autonomía frente a los recursos de la región.

Diego Calle Restrepo se desempeñó, además, como director de Planeación Nacional, ministro de Hacienda y gobernador de Antioquia. Estuvo en Empresas Públicas de Medellín hasta 1985, cuando murió siendo gerente.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go top