Nueva Constitución, nuevas perspectivas

– El concepto de economía mixta hizo su aparición en Empresas Públicas de Medellín (EPM) por cambios introducidos luego de la Constitución de 1991.

– Ramiro Valencia Cossio, ex gerente de esta compañía, habla sobre este proceso que significó una transformación para la prestación de agua, luz y telefonía.

Como un monopolio comenzó Empresas Públicas su recorrido por los últimos 10 años del siglo XX. Y su eficacia como única prestadora de los servicios de acueducto, alcantarillado, energía y comunicaciones permitió que a la llegada de nuevas leyes, se pudiera sostener como una empresa comercial del Estado, ciento por ciento del Municipio de Medellín.

Otras empresas públicas del país no corrieron con la misma suerte. Luego de la Constitución de 1991, leyes como la 142 y la 143 de 1994, estimularon la competencia de la empresa privada en la prestación de servicios públicos, lo que para EPM significó una apertura hacia nuevos modelos.

Ramiro Valencia Cossio, gerente de esta empresa entre 1990 y 2001, habla en Memoria Empresarial con Sergio Londoño Restrepo (crear vínculo con Acerca de) sobre la transformación de Empresas Públicas de Medellín en la década de 1990.

De esta forma, los dos empresarios antioqueños discuten sobre las consecuencias de esta nueva clase de competencia, enfrentada por la compañía antioqueña en esa época, y lo que significó para su crecimiento.

“Estas leyes obligaron a las empresas a tener que transformarse en compañías con economía mixta –con participación de capital público y privado- o en empresas comerciales del Estado. La gran virtud fue que EPM fue eficaz en la prestación del servicio durante el monopolio, y es lo que el país ha tomado como modelo”, declara Valencia Cossio.

Para este abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana, fue lógico que con la llegada de grandes competidores internacionales, Orbitel –compañía con economía mixta dedicada a la telefonía, que se inició en su periodo- se convirtiera en UNE y luego agrupara todos los servicios de comunicaciones prestados por EPM.

“En la década de los 1990 estuvimos bajo la mirada de lo que se llamó el ‘Concejo excelente’ y allí logramos unir todas las fuerzas políticas con un gran respeto por EPM. Así, nos adelantábamos a los problemas para que los concejales siempre estuvieran informados”, dice.

En este módulo, el invitado también habla sobre el racionamiento de energía vivido en 1991 y sus implicaciones para la compañía de servicios públicos de Antioquia.

Por último, realiza un recuento sobre su experiencia con la construcción de la hidroeléctrica de Porce II, ubicada en el Nordeste antioqueño, y con la puesta en marcha de la Planta de Tratamiento San Fernando para el río Medellín.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go top